miércoles, 1 de mayo de 2013

Cómo hacer una invitación de cumpleaños con apps

Las aplicaciones para tablets facilitan mucho la tarea de hacer una bonita invitación para tus cumpleaños y eventos: personalizado, rápido, bonito y además gratis. ¿Qué más se puede pedir? Para el tercer cumpleaños de Izan y de Pol, mientras miraba la tele de fondo (ya no recuerdo qué) hice la invitación juntando dos programas que me encantan: Pic Collage y Skitch.

Lo habéis adivinado, en casa la encargada de organizar las fiestas, crear invitaciones, felicitaciones de Navidad, o incluso la que hace (más bien hacía por ahí en el pleistoceno de antes de la maternidad múltiple) los álbumes de fotos digitales, soy yo. Cuestión de reparto de tareas y sobretodo de gustos y capacidades creativas.


Inciso sobre los álbumes digitales: gran tema éste: me encantan las fotos, hacerlas, editarlas, verlas... Otro día os comento las herramientas que uso para hacerme la vida fácil y qué programas para hacer álbumes me gustan más. Me parece que las cámaras digitales (y ahora también los móviles con cámara) democratizan la creatividad fotográfica, nos entra una especie de neura japonesa del disparo fácil y acabamos con 2000 fotos de cada acontecimiento. Alguna sale artística e incluso bien ni que sea de casualidad, ¿verdad? El nacimiento del primer hijo es un ejemplo en toda regla. ¿Cuántos amigos me han comentado que no tienen ni la mitad de fotos de su segundo hijo que del primero? ¿O del segundo año respecto del primero? Pero qué lástima que se nos acumulen megas y megas de archivos en el ordenador que rara vez abrimos. Las fotos son para mirarlas, dice mi abuela, y me parece que tiene gran parte de razón.

Pero volvamos a la invitación y su diseño. Fácil, fácil. Con esa ingente cantidad de fotos de la que hablamos, no fue difícil encontrar un par que fueran simpáticas de Pol e Izan para hacer un collage con Pic Collage. En su versión gratuita, las opciones son bastantes. Permite escoger varios fondos de colores brillantes o bien con la estética tan de moda del scratching, añadir elementos como el gorrito de fiesta que yo puse, superponer pegatinas o simulaciones de celos decorados o esquineras, también con el estilo scratch de fondo, poner un sello... Además, se puede escoger la superposición de fotos con marco blanco como la que yo escogí o hacer un collage con diferentes marcos y formas que llenan toda la página. Eso va a gustos. A mí los fondos y las pegatinas me inspiraron.

Si queréis un collage algo más elaborado, con posibilidad de introducirle luego texto, con fotos amontonadas como si fueran polaroids, editar las imágenes para que estén en blanco y negro, sepia, con un punto de color y el resto en blanco y negro, con filtros imitando cómics, grano de película y otros, yo suelo utilizar el Picasa. Pero para eso ya tenéis que ir al ordenador, aunque no se tarda mucho en hacerlo una vez se tienen las fotografías que queremos poner claras.

La cuestión es que una vez hecho vuestro collage, en mi caso con Pic Collage, para poner los textos (la
dirección, día, hora del evento y otros detalles que queráis añadir), yo abrí la imagen creada con Pic Collage y guardada en la galería de imágenes de mi Ipad en otra aplicación, Skitch. Sí, el programa para notas y dibujos que podemos hacer a mano (literalmente escribiendo con el dedo). Encima del collage que había creado, puse el número 3 a mano y la dirección escrita con algunos detalles de la fiesta.

Listo. En 15 minutos o media horita tenéis la invitación hecha para enviar. Sólo queda adjuntarla en un grupo de WhatsApp, en un mail de invitación o imprimirla para entregarla en mano. Pol e Izan están muy orgullosos de su invitación y tan contentos que se fueron con ellas a la guardería para invitar a sus amiguitos. Sí, al final hemos invitado a toda la clase. En un principio íbamos a hacer una fiesta más bien familiar, pero la verdad es que después de la escena en que Pol señalaba con pena que pensaba que su amigo Óscar "me creo que no va a vení" y en que Izan invitaba a toda la clase con ilusión, tuvimos que replantearnos la situación, correr a imprimir la invitación tamaño foto habitual y entregarlas esperando que alguno de la clase pueda venir. Y es que al final llevan ya tres años juntos. ¡Qué lástima que el año que viene en el colegio no coincidirán con nadie! Eso nos pasa por estar en una guardería pública en la otra punta de la ciudad (porque en nuestro barrio no había). Pero esa es otra historia que algún día ya se contará.

2 comentarios:

  1. Es genial! Me lo apunto, que quedan 15 días para el cumple de Grandullón... Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes, si tienes alguna duda, no tienes más que decirlo. Aunque sin programas muy intuitivos y con algo de imaginación enseguida sale algo chulo :)

    ResponderEliminar

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES