martes, 29 de mayo de 2012

La subida de tarifas de la guardería municipal o los recortes a la conciliación.

Conversación en Twitter sobre la subida de tarifas de las guarderías públicas en Badalona
Conversación en Twitter sobre la subida de tarifas de las guarderías
El viernes 25 de mayo el alcalde del ayuntamiento de Badalona, Xavier Garcia Albiol, (AlbiolAlcalde_) visitó las guarderías municipales rodeado de su séquito responsable del área de educación  para anunciar la subida de hasta el 44 por ciento de tarifas para el curso 2012-2013. Es hoy cuando se votará en el pleno del ayuntamiento esta subida que responde a la bajada de la financiación por parte de la Generalitat. Lo cierto es que todo lo que argumentó tiene sentido y que se agradece que por lo menos los responsables políticos de la ciudad dieran la cara para explicar los porqués de tanta subida y palos a las familias por todas partes. No hubo grandes debates porque ante la realidad de los recortes, ¿qué más podemos decir más allá de poner cara de vinagre y enconger algo más los hombros? Sin embargo, las familias salimos de allí con la misma impotencia y desesperanza que parece estarse instalando ya en nuestras mesas como uno más. Hacemos cábalas sobre si el años que viene podremos pagar la guardería o nos vale más la pena dejar de trabajar o contratar alguna persona que venga a casa a cuidar de los niños, hacemos malabarismos con números, horarios, abuelos y niños. Empezamos a debatir encarnizadamente quién merece más las ayudas de comedor o las plazas de las guarderías... Las madres trabajadoras, las amas de casa, los que están en paro, los padres de gemelos o más de un niños en edad de guardería... Y es que como dijo hace poco razzorbuzz, son las familias las que están pagando la crisis. Si no fuera por ella, ¿dónde estaríamos? 

martes, 8 de mayo de 2012

Las tardes de playa han llegado con las rutinas del verano

Las barcas de la playa de Badalona
Pol e Izan escalan a las barcas, 2012
Los días se han ido alargando y caldeando y cada vez parece más raro hacer que los gemelos se duerman a las nueve y media, aunque en realidad es su hora límite después de un largo día en la guardería y una larga tarde con mamá, papá o los abuelos trasteando en el parque, correteando por las calles peatonales del centro y entrando en todos los soportales existentes en el camino -que ejercen una extraña atracción en los mellizos y abundan mucho por estos andurriales-. Y con el avance del verano en esta primavera cálida llegan los cambios de rutina familiar.
Izan juega a tirarse la arena encima
Izan jugando con la arena, 2012

Es imposible pararse a jugar en los parques infantiles de Lloreda o Pompeu Fabra sin arriesgarse a coger una insolación y llegar a casa oliendo a sudor rancio. Dónde andarán los árboles frondosos en los parques modernos, me pregunto resoplando de calor. En un intento desesperado les pregunto a los niños si quieren meterse en el cochecito para ir a la playa -ahora sólo usamos el carrito al salir de la guardería y porque estoy sola con ellos y el trayecto es largo y lleno de carreteras transitadas, si no es imposible convencerles de no caminar, tardando el triple de tiempo y desgañitándose a llamarles porque siempre deciden ir en direcciones opuestas-. Sorpresa, sorpresa, deben tener tanto calor como yo porque se apresuran a decir que sí mientras se instalan solos en el cochecito.

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES