martes, 15 de noviembre de 2016

Deseos infantiles


Los gemelos pidieron ayer un deseo a la súper luna: que sus padres seamos mucho más mejores y otras cosas de fácil alcance como ser ricos (para poder comprar todos los zomblins del mundo). Y vosotros, deseáis con fervor infantil? 


Hoy #nuevopost en www.hayqueserpositivo.com.


martes, 1 de noviembre de 2016

La fiesta de Halloween a los 6 años


Chicos y chicas, aquí hay una FIESTAAAA - anuncia a gritos desde el balcón uno de los amiguitos de los mellizos. Ha superado la prueba de poner la mano dentro de la boca del demonio (de cartón) para encontrar la contraseña y ya está dando brincos. Confesad, a vosotros la palabra "fiesta" también os hace sonreír. 

Hace un mes que preparamos la fiesta de Halloween (y no por previsores, sino porque pensé que era el 1 de octubre y no de noviembre). Tanta calabaza se plástico y telas de araña en los escaparates de los chinos me confundió. Y claro, con un mes por delante la a mellizos han tenido mucho tiempo de imaginar y preparar la fiesta. Cualquiera les dice que aquí lo que se lleva es comer castañas, boniatos, panellets y visitar el cementerio una vez al año. Sin duda disfrazarse, ir a la caza de chuches y organizar una fiesta de pijamas con decoración y actividades especiales es más divertido. Yo soy amante de las tradiciones y me da que nuestro Halloween ni es Hallo ni es Ween ni es nada. Pero bueno... Cualquier excusa es buena para organizar una fiesta y a mí ver a mis hijos disfrutar del proceso me emociona. Así que... 

  • Hemos tenido que escoger qué amiguitos invitar (mal que me pese porque ellos se llevan bien con toda la clase y no querían que nadie estuviera triste. Lamentablemente no vinimos en un castillo ni en una caaa de colonias).
  • Hemos comprado decoración y puesto la casa de gala. 
  • Hemos hecho la lista de actividades y de invitados. 
  • Hemos vaciado calabazas, nos hemos disfrazado, pintado, puesto tatoos de pega, hecho una ruta del tesoro, comido una tarta "terrorífica", disfrutado de una sesión de cine casero con palomitas, inventado cuentos, dormido cuento y la madre en una habitación llena de colchones, desatinado tortitas y jugado y jugado. 

Y los padres hemos sobrevivido muy dignos a una noche de fiesta con 9 niños de 6 años. 

Así que yo no sé si somos unos traidores de las castañas, pero mis hijos y sus amigos han reunido la excusa perfecta para celebrar una fiesta entre amigos y su diversión y felicidad bien vale una pequeña transgresión. Después de todo solo se es niño una vez y estos son los recuerdos que luego se atesoran y te sacan sonrisas. 


Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES