miércoles, 29 de julio de 2015

Tarde en el Ikea: actividades con niños gratis

No sabes qué hacer esta tarde? Tu bolsillo no está para dispendios, chiringuitos ni parques de bolas a 6€ la hora? Yo tengo un truco par esas tardes tontas que no quieren ni playa ni parque ni casa... Vete a Ikea! 



Sí, a la tienda de muebles, en serio. Vete al Ikea. En autobús, que mola mucho. Haz fotos durante el trayecto de tus hijos haciendo el tonto, pero sentados en su asiento, eso sí. Cantad "señor conductor acelere por favor". Jugad al veo veo. Un autobús da para mucho. 

Una vez en el Ikea, id directo al parque de bolas. Si tus hijos miden entre 0,95 y 1,35m. podrán entrar. Es posible que tengas que esperar turno. Quizá media hora o una hora. Si es así, mira el programa de actividades de Ikea Family, puede que por horario algo te encaje y son talleres divertidos. 

En tiendas como la de Badalona, además, han hecho una zona en el restaurante para los niños que ya no pueden ir al parque de no las por altura. Tienen futbolines, una zona para poner películas, sofás, espacio para jugar y hacer talleres... Está genial. Ellos juegan y tú te tomas algo. Por cierto, he visto que en esa zona se pueden celebrar cumpleaños a 4€ por invitado con animador y merienda incluida. Para el año que viene tengo que mirarlo bien! 


Imagen original de IKEA SMÄLAND en  http://mueblesueco.com
Si tienes poco tiempo de espera para el parque de bolas o no hay taller, yo suelo matar el tiempo visitando la zona infantil de la tienda (les encanta mirar y hacer lista para los Reyes), ir a merendar a la cafetería o tomar un helado de 0,50€ céntimos en la zona de frankfurts, o les dejo jugar con las torres de juegos de memory y laberintos que hay en las zonas de espera y descanso. Una vez intenté ir a ver armarios con ellos: los gemelos lo pasaron en grande escondiéndose pero yo parecía una energúmena, con dos fieras como los míos os lo desaconsejo totalmente. 

Y entonces llega tu turno: dejar a los peques en el parque de bolas (gratis), ir a tomar un café (gratis con la Tarjeta Ikea Family), mirar distribuciones ideales de 20 m2 cuadrados por el placer de mirar, comprar un pego (siempre comprarás, seguro, ni que sea una vela o una planta). Tienes una hora entera para ti, mamá. Y no, para hacer una verdadera compra en el Ikea no es suficiente. Pero para relajarte o comprar ese regalo de Navidad o cumple o sólo para soñar con tu salón ideal, sí. 

Listo, te toca recoger dos niños felices que se han ganado una piruleta y que además hoy se llevan premio (sí, venimos tanto que los mellizos también tienen tarjeta fidelidad y cada x veces que venimos y sellamos se llevan un regalito). 

Si quieres un completo, cena el menú infantil, albondigas o el frankfurts ese de plástico (se nota que no me gusta?). 

Y es que a mí con estas tonterías Ikea me tiene el corazón robado. En tiempos de crisis o en tardes tontas con los niños (como la tarde de ayer, gris y casi lluviosa), vete a echar la tarde. Un respiro siempre se agradece.

Imagen original de IKEA Málaga... La oferta es más o menos igual en todos los IKEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES