jueves, 2 de julio de 2015

La familia Bélier o las expectativas de los padres

Anoche vi una película preciosa, emocionante, de las que vale la pena tener para ver con niños entrando en la preadolescencia para dar pie a hablar de expectativas, sueños, cortapisas, amor y familia. Lloré con la escena de la canción final, y no es que sea mucho decir porque yo suelo llorar. Pero cuando me emociono, eso sí. Y cuando me hacen pensar. Y esta película cumple estos requisitos y muchos más porque tiene muchos debates internos, unos actores muy creíbles, reales, y una luz, unas imágenes... Os la recomiendo de todas, todas.

La familia Bélier son padre, madre, hijo e hija. Ella es la mayor, y la única que habla y oye en una familia de sordomudos de nacimiento. Aquí empieza la trama. Ella, que oye y habla, que es "normal", ha ido adquiriendo el rol de administradora de las gestiones de la granja, de traductora (y conciliadora, porque ante los exabruptos poco correctos de su padre traduce lo que si este fuera políticamente correcto hubiera dicho), de vendedora en el mercado de los quesos de sus padres. No, no son discapacitados, son sordomudos que se desenvuelven muy bien en la vida, y cabe pensar que antes de que la niña naciera esos padres se desenvolvían solos en la vida. Pero los roles que se adquieren en las familias toman a veces ese carácter inmutable, ese "siempre ha sido así". 

Así que esta adolescente tiene el futuro escrito: cuidar de sus padres, administrar la granja, seguir traduciendo de signos a voz y viceversa. Pero hete aquí que estàá enamorada de un amor no correspondido (ya he dicho que era adolescente), que por estar cerca de su enamorado se apunta a un coro y que resulta que la chica canta bien! Tan bien que se le abren nuevas posibilidades de futuro. Lejos de su casa, de sus padre, y del mundo sordomudo en que parece ser imprescindible. 

Y esa es la cuestión? Es realmente imprescindible? Alguien es imprescindible en esta vida? O es una tarea asumida sin haberla puesto en cuestión? Realmente su sueño y su deseo como individuo es ser granjera con su familia o quiere cantar? Y cantar significa traicionar a su familia? Hay un juego de expectativas creadas por los padres,  de los sueños y proyectos de los propios padres (ser alcalde, nada menos!) que entran en conflicto con los deseos de una joven en desarrollo con toda la vida por delante que por no ser excluida del amor familiar se llega a plantear dejar correr sus propios sueños. Tan joven!

Y claro, una chica que sabe cantar en una familia de sordos... Es pazo para la incomprensión, ellos no pueden entender, no pueden apreciar... ¡Hasta que canta traduciendo con signos! 

Como en tantas otra peliculas, es el padre el primero que se da cuenta que algo no funciona si si hija debe vivir supeditada a lo que los demás han planeado para ella. Una madre amantísima que de tan buena es casta fora, tarda algo más. Este es otro debate, no sé si realmente las madres (como grupo) somos en general más controladoras y castraforas o si es otro de esos sanbenitos estereotípicos que nos han colgado. 

En cualquier caso, gana el amor. El escuchar al otro. El dejar crecer y volar a los hijos. Dejar volar, como tan bien expresa la canción final de la película. Porque querer a los hijos es, ante todo, desear que sean felices y dejarlos fluir por la vida sin cortapisas. 


Extrait de La Famille Bélier
Chanson "Je Vole" interprétée par Louane


Título original: La famille Bélier
Año: 2014
Duración: 105 min.
País: Francia
Director: Eric Lartigau
Ficha entera en Film Afinity. 
 
Letra de "Je vole". 

Mes chers parents je pars
Je vous aime mais je pars
Vous n'aurez plus d'enfants
Ce soir
Je ne m'enfuis pas je vole
Comprenez bien je vole
Sans fumée, sans alcool
Je vole, je vole

Elle m'observait hier
Soucieuse, troublée, ma mère
Comme si elle le sentait
En fait elle se doutait
Entendait

J'ai dit que j'étais bien
Tout à fait l'air serein
Elle a fait comme de rien
Et mon père démuni
A souri

Ne pas se retourner
S'éloigner un peu plus
Il y a à Gard une autre gare
Et enfin l'Atlantique

Mes chers parents je pars
Je vous aime mais je pars
Vous n'aurez plus d'enfants
Ce soir
Je ne m'enfuis pas je vole 
Comprenez bien je vole
Sans fumée, sans alcool
Je vole, je vole

Je me demande sur ma route
Si mes parents se doutent
Que mes larmes ont coulé
Mes promesses et l'envie d'avancer

Seulement croire en ma vie
Voir tout ce qui m'est promis
Pourquoi, où et comment
Dans ce train qui s'éloigne
Chaque instant

C'est bizarre cette cage
Qui me bloque la poitrine
Je ne peux plus respirer
Ça m'empêche de chanter

Mes chers parents je pars
Je vous aime mais je pars
Vous n'aurez plus d'enfants
Ce soir
Je ne m'enfuis pas je vole
Comprenez bien je vole
Sans fumée, sans alcool
Je vole

Lalalala

Je vole, je vole

Qué opináis, ¿los padres hemos de controlar el futuro de nuestros hijos? ¿Somos conscientes del peso que nuestros deseos sobre su futuro tienen realmente en lo que hacen y dejan de hacer, en su felicidad, en sus decisiones?

1 comentario:

  1. Muy buena reflexión Celia.... Deberían ser felices y hacer ki que quieran, con algo de "sentidiño" como decinos en galicia :) .
    Por desgracia hubo y hay muchos jóvenes condenados por las situaciones o imposiciones de la familia :(.
    Muy buena pinta la película... Está en los cines ? Donde la viste?

    ResponderEliminar

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES