jueves, 12 de mayo de 2011

Los mellizos juegan con la cortina a esconderse: Cu-cu



Esconderse o descubrir quién se esconde bajo una manta, detrás de las manos o en la esquina de la habitación es una de las actividades preferidas de los gemelos. Mientras Pol suele quedarse minutos enteros bien quieto bajo su escondite esperando mientras se ríe por lo bajo a que venga alguien a descubrirlo, Izan suele esconder la cabeza detrás de una puerta o un mueble dando por supuesto que si él no ve nada, aunque le asome el cuerpo, los demás tampoco lo pueden ver a él. Dicen que además es un juego que les ayuda a superar los traumas de la separación y es cierto que cuando he de irme unos minutos al otro extremo de la casa y los dejo a los dos en el parquecito del salón, si hago un par o tres de cou-cous detrás de la puerta, se quedan algo más tranquilos.

Aunque el truco no funciona siempre y cuando la mamitis ataca, ¡agárrate que llegan llantos desconsolados! Y a la vuelta, las piernas de mamá ya no son suyas, son pilares a los que los dos a la vez no pueden dejar de cogerse y de los que no se sueltan aunque haya un terremoto. La verdad, tanto amor incondicional alaga, pero también agobia bastante y llega un momento que una ya no sabe qué hacer, si quedarse de pie con dos masas llorosas cogidas a sus rodillas, intentar sentarse a riesgo que se caigan para cogerlos después, algo más desesperados, o cantar una canción a ver si es verdad que con música las penas son menos. Siempre podemos intentar hacer el juego de esconderse tras la primera cortina que pillemos que así se ríen y se buscan entre ellos. Por eso, en mi casa, las cortinas están largas y arrastran el suelo, pero de momento, ¡que no las acorte nadie!


Pol aprendiendo a andar mientras arrastra un caballo con ruedas por todo el salón; un momento de peligro con un cajón... uy los dedos; el deleite de una naranja bien pringosa para saborear; la primera vez que un niño baja por un tobogán; o los mellizos jugando en un parque y gritando de felicidad de un columpio a otro... Estos y otros muchos vídeos los encontraréis en nuestro canal Youtube http://www.youtube.com/user/celiaramonwyser

viernes, 6 de mayo de 2011

Hoy hace un año... Celebrando el aniversario (gracias a todos vosotros)

Con un año ya se puede uno ir al parque con amigos
"Uf, dos, ¡cúanto trabajo!", suspira la gente cuando nos cruza por la calle y ven a los gemelos y a sus "sufridos" padres. Y nosotros hacemos un mohín interpretable, medio sonrisa, medio cara de circunstancias y autocompasión para que cada cuál se quede con la parte de la historia que le plazca. Pero lo cierto es que el tiempo ha pasado a una velocidad impensable y  que hemos sobrevivido al primer año gracias a unas grandes dosis de paciencia, mucha ilusión, capcidad de sorpresa ante los avances de la naturaleza y gracias a la ayuda de todos los que bien nos quieren.

Hoy hace un año Pol e Izan nacieron a las 8:30 y las 8:32 de la mañana en la clínca Corachán pesando dos quilos y medio y sin llegar a los 50 centímetros de largo. El día anterior por la tarde el ginecólogo nos había anunciado la programación de la cesárea debido a la subida de mi tensión y Andrés, nervioso, no pudo por más que exclamar: "¿Mañana? No, no, mañana no me viene bien". Y aunque después se fue haciendo a la idea poco a poco de lo inevitable y de intentar negociar sin éxito con el doctor la hora de entrada para que no fuera tan temprana ni nos obligara a cruzar Barcelona en plena hora punta, lo cierto es que a las 7:00 ya estábamos allí listos (eso pensábamos) para lo que tuviera que suceder.

martes, 3 de mayo de 2011

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES