domingo, 22 de febrero de 2015

El sexo y la maternidad múltiple

Tip del Club de las malasmadres visto en Facebook 
Follar o no follar, esa es la (gran) cuestión. Una vez más el club de las malas madres me ha hecho reír (un poco por no llorar) con este tip sobre el sexo tras la maternidad. Con lo que yo había sido y resulta que tener un par de dos dando caña durante más de cuatro años ya me han dejado para el arrastre. 

Al principio fue la cuarentena. Y aunque no hubiera habido tregua post parto y recuperación de cesárea mediante, francamente, teniendo todo el día la teta fuera, primero uno, luego otro, una hora de descanso, y vuelta a empezar, tooooodoooo el día... Y TOOOOOODAAAAA la noche... Pues oye, que no encuentra una el momento. 

Luego resulta que además de extenuada estás objetivamente feísima. Si con el bajón hormonal no tuvieras bastante, resulta que no solo tienes una ojeras que te llegan a la cintura -desaparecida-. Es que además te han quedado veinte quilos de más, la barriga cedida y estriada, las caderas con un manto permanente de celulitis, la piel color pollo de granja de explotación de huevos y el pelo se te cae a manos llenas mientras no tienes tiempo ni de ir a la peluquería ni de teñirte en casa ni tan siquiera de ducharte. Lo de depilarse -ni que sea con maquinilla y una media pierna cada día-, perfilar las cejas con la pinza y hacerse las uñas, eso es de otro planeta, del mundo pre-madre, de cuando tenias nombre propio y no eras "la madre de". 


Sin hablar, ahora que estamos en la intimidad, de ese círculo infernal de las cándidas - crema - cistitis - antibiótico - cándidas - regla - crema... Entre cansancio, dolores menstruales, picores y escozores no hay quién encuentre el hueco. Que sí, que no todo es tener sexo con penstracion ni sólo vaginal pero tampoco va a ser cosa de limitarse a los roces, masrurbaciones y lametones. Lo que te diga, que es todo de un complicado que le quita la gracia al asunto. Eso por no contar que a las mujeres los problemas no nos dejan estar centradas en el orgasmo. Que ellos se adormilan después del sexo pero yo me desvelo cual búho en noche de caza. 

Suena desalentador?  Lo es. No quiero ni imaginarme lo mal que lo pasan nuestras parejas que no han parido y cuya vida sigue siendo más o menos igual pero con algo más de ruido y sueño. A mí aún hoy día me da un sentimiento de culpa terrible pensar que piensa que quiere pero ya no se atreve a preguntar por si... Me descubro debatiéndome entre "venga, anímate, tonta, que luego te gusta" y el "qué peli tonta echarán hoy para tener ese momento sólo mío mientras twitteo en las pausas publicitarias". Total, que al final cae cuando cae. 

No es plan... Debería haber vacaciones obligatorias de padres sin niños en hoteles todo incluido con habitaciones sexis y espejos que engañen. Cerca de la cuarentena de pronto descubro que me dan envidia ese par de adolescentes que tienen ya los labios escocidos de tanto besarse en el banco. Y yo, gritando tras los fieras y con estos pelos. 

Si vuelvo decidida, o viene un gemelo o el otro mellizo a dormir con nosotros. Cuando no es una flauta es una gaita. Con multiples no ganamos para resfriados, noches en vela, pesadillas, días de rabietas o desvelos de un niño u otro. Es lo que hay... 

Pero de esta noche no pasa, voy a recuperar las esposas, el liguero -me cabrá aún?- y los juguetitos y le voy a dar un sorpresón a... Zzzzzzzzzzzzzzz... 

Estoooo... Buenos días cariño, te ocupas de los niños o del desayuno? 

"De esta noche no pasa". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES