miércoles, 8 de diciembre de 2010

Ba-ba-ba

¡Emoción en la casa! ¡¡Izan ha dicho "papá"!! O "ba-ba-baaaa", que para el caso tanto da. Al niño le hace gracia ver que nos reímos y le repetimos como tontos las sílabas que el ha conseguido decir y las repetimos entre todos en un bucle que parece no tener fin.

Y si nos faltaban sorpresas, días después Pol se ha lanzado no sólo con las oclusivas, que parece ser son las primeras, sinó que también ha dicho "ma-mammmmma-ma". Increíble...

Parece mentira que en tan sólo medio año hayamos pasado de los llantos tenues a las crisis incontrolables de un volumen atronador. Y que además de pronto un buen día se levantaran, dicharacheros ellos, a las seis de la mañana gritando "aaaaaaaaaaaaaaaaaa" para darle los buenos días a todo el bloque de vecinos. Y ahora esta sorpresa, tan de repente como el resto de descubrimientos. En el fondo, ellos deben estar muriéndose de la risa por dentro al vernos hacer aspavientos como si sus primeras sílabas fueran el tratado que ganará este año el premio Nobel de literatura. Quién sabe, puede que sí... Como dicen tantos padres de hoy en día, "es que mi hijo es superdotado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES