sábado, 3 de septiembre de 2011

Juegos de bebés: el IPhone, los toboganes y cualquier cosa que se pueda romper



Pol e Izan empiezan a descubrir las bondades de las aplicaciones para Iphone y cuando están ya muy nerviosos, cansados o pasados de vueltas cinco minutos tocando la pantalla para ver fotos, haciendo reir a hipopótamos que hablan e hinchan globos o viendo animales rugir y saltar son suficientes para parar un poco el proceso de desesperación y mamitis aguda. Ante la sorpresa del "Güelo" Pep y de la "Güela" Isa que no entienden mucho de tecnología, los mellizos estuvieron jugando con el móbil de mamá y trasteando en la terraza del piso ante la atenta mirada de su primita Clara.



Los intrépidos mellizos Pol e Izan decidieron ayer, con una solada de muy señor nuestro, dejar el tobogán de bebés y ir a subirse al "castillo" de cuerdas, pasos levadizos, huecos "pa' matarse" y un súper tobogán alto con dos curvas antes de llegar al suelo. Menos mal que entre la madre, la abuela y la tía conseguíamos ir de un hueco "mortal" a otro por si se les ocurría saltar al vacío en vez de seguir subidos al castillo - columpio en cuestión.




Los gemelos se pasan el día "culo veo, culo quiero", vamos, quitándole al hermano lo que sea que tiene entre manos porque de pronto han descubierto que ESO es lo que realmente quieren para jugar y divertirse. En esta ocasión, Pol está la mar de entretenido poniéndose las gafas de sol (rotas de las patas a la menor ocasión) y bailando cuando Izan aparece para intentar arrebatárselas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES