jueves, 14 de julio de 2016

Esperando al ratoncito Pérez

A Izan se le ha caído su segundo diente. "Estoy muy nervioso, mamá, no sé si podré dormir esperando al ratoncito Pérez", me dice. Y es que es un acontecimiento. Su hermano mellizo lo mira con envidia. Aunque a él empezó a movérsele antes el primer diente, tenía tanto cuidado de no masticar ni hacer nada por miedo al dolor que acabó cayéndosele más tarde. Primer drama. 

Segundo drama: el diente de Pol no se caía de ninguna manera. Un día me dice: 
- Mamáaaaaa, llévame al dentista que me quite el diente que no puedo más. 
- Mejor esperamos que está a punto de caer.
- Noooo -protesta llorando- que me dueeeeeeleeeeeee... 
- Pero Pol, si cada vez que se te tiene que caer un diente vamos al dentista nos vamos a gastar mucho dinero. Mejor esperamos. 
- Pero qué es más importante -me dice enfadado- que yo esté bien o el dinero?!?
- ... 

Luego se le cayó una noche, inesperadamente, y el ratoncito Pérez recibió una nota con mucha preocupación que decía algo así: "Querido ratoncito, se me ha caído el diente en la cama, seguro que tú lo encuentras. Sobre todo déjaselo a mi abuela que colecciona los primeros dientes de leche. Y déjame el dinerito en la tienda de campaña porque no estaremos aquí. Gracias". 

Y ahora se le cae el segundo a Izan antes que a Pol de nuevo!!! Parece que esta vez no hay drama, solo muchos nervios :) 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES