sábado, 4 de junio de 2016

Habemus gusanos de seda



Quién no ha tenido de pequeño gusanos de seda? Quién no ha recogida hojas de morera para alimentarlos, hecho agujeros en una caja de cartón con la punta del lápiz y mirado con ilusión cómo se comían las hojas y acababan haciendo un capullo y luego nacía una mariposa... 

No tener gusanos de seda en la infancia es como no plantar lentejas en un algodón humedecido o no tener una patata en un tarro de vidrio reciclado para que germine... No hacer ninguna de estas cosas es como no haber sido niño nunca.

Y como los mellizos son niños de padres que fueron niños en los 70, pues ya tenemos gusanos de seda. Vaya a ser que por no tenerlos tengan un trauma infantil inidentificado en el futuro ;) 

PD: gracias Teresa, Artur y toda la familia.  

via Instagram http://ift.tt/1U0YPfn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES