lunes, 7 de diciembre de 2015

Navidad a los 5 años: los preparativos

Los mellizos hablan de la Navidad, Papá Noel, los Reyes, el Tió de Nadal, los regalos, las cartas y el árbol de Navidad por lo menos desde agosto. Y con mayor intensidad desde hace dos meses, cuando empezaron a reclamar que sacáramos el árbol para decorar la casa. Entendedlo, es muy importante, no sólo es bonito, es que si no Papá Noel y los Reyes se despistan y no saben que en nuestra casa tienen que pararse porque ellos han sido muy buenos. Y papá y mamá también!

Lo hemos retenido lo que hemos podido. Pero este puente de la Purísima ya no hemos podido seguir evitando rendirnos a lo evidente: ¡¡¡nuestra casa tiene que ser cuanto más brillante y colorida, mejor!!! 

Así que si el fin de semana pasado fuimos los primeros en dejar la carta conjunta a los Reyes y Papá Noel, que eso seguro que suma puntos por puntualidad (sobre todo si es en pleno black friday de las narices y el centro comercial está a reventar como si no hubiera mañana ni nadie hubiera amañado precios ni tuviera sueldos precarios). ¡Y este tocaba DECORACIÓN con todas las letras y en mayúsculas! Mirad si era importante el acontecimiento que Pol se dedicó a invitar a sus compañeros de clase a que vinieran a colaborar en tamaño acontecimiento!

Carta de Pol a Papá Noel y los Reyes para este 2015-2016 (c) Celia Ramón 

Carta de Pol a Papá Noel y los Reyes para este 2015-2016 (c) Celia Ramón 

Así que con la intensidad, la inocencia y la picardía de los 5 años hemos: 


  1. - Montado y decorado el árbol. Como dice Izan, cuanto más brillante, más bonito. Viva la horterada navideña!
  2. - Ha llegado el Tió "grande". Se había es o todo en la caja de las decoraciones, ha estado de viaje "mágico" todo el año y ahora ha vuelto para cagar mucho. Pero no estaba en la caja, hubo que buscarlo en el patio porque había ido a visitar a nuestra mascota la tortuga. Dejó una nota en letra de palo y todo con las pistas, que él ya sabe que este año los gemelos están aprendiendo a leer.
  3. - Resulta que dos días antes había llegado a casa el Tió pequeño y uno en formato imán de madera. El espíritu navideño de los mellizos era tal que los pidieron después de verlos días en el escaparate del bazar chino del barrio. Pero oye, que eso no le resta ni glamour ni credibilidad. Igualmente le dan de comer, le cantan, esperan que cague ni que sea lacasitos mini porque es un bebito, y le escriben notas de amor con corazones, "te kiero" y "eres mi amigo". Dicho sea de paso, el Tió les contesta también con efusivas notas de amor.
  4. - Este año además, hemos colgado un Papá Noel en la puerta, no vaya a ser que la gente piense que no celebramos las Fiestas y haya algún despiste. Incluso hemos puesto unos cartel iros con nombres de purpurina en la ventana de la calle para que quede clarísimo. 
  5. - ¡¡¡Incluso tenemos Belén!!! Esto sí es impresionante. Lo han hecho, y sobrevive entero y ¡¡¡sin que todo se desparrame!!!

Belén en casa de los mellizos y sus papis (c) Celia Ramón

Así que, ¡¡¡ya estamos listos!!! Que nos traigan los regalos ;) 



Un vídeo publicado por 1 Par de 2, o dos de una (@1parde2) el

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES