domingo, 13 de septiembre de 2015

Organiza la vuelta al cole con etiquetas termoadhesivas

Domingo. Falta un día para la vuelta al cole. Y yo "con estos pelos". Vale, lo sé, soy una madre de gemelos un poco desastre. O una normal que hace lo que puede y vive al día. Mira que yo lo intento, pero a mi no me dan los tiempos ni los ánimos para más. Organizada lo soy un rato, y previsora, pero luego falta ponerse y rematar la faena, y eso con la vuelta al cole y la preparación de toda la ropa necesaria, batas, mochilas, zapatos y material escolar, combinado con unas fantásticas vacaciones larguíiiiiiiiisimas (de los niños, se entiende) con las vacaciones (escasas en comparación) laborales, pues oye... Que no da el tiempo para tanto. Pero ya es inminente, la vuelta al cole está aquí y las etiquetas Petit Fernand que pedí en un ataque de súper previsión y organización ya habían llegado (gracias al post de Mamá Oveja en la época de campamentos y colonias, todo sea dicho). ¡Tocaba plancha y ORGANIZACIÓN!

El primer año de infantil, en P3, una va de novata. Pero en P5 ya no hay excusa que valga. Toooooodoooo tiene que ir marcado y con su correspondiente hilo de colgar (en mi caso he descubierto el hilo gordo elástico que anudo al hilo de colgar que ya suelen tener y no me complico más con costuras y demás). Que al final las ofertas de chandanls y ropa del LIDL y el Decathlon o H&M son golosas y están estupendas, pero todo los niños del cole acaban con las mismas zapatillas deportivas y los mismos pantalones deportivos. Eso y que se acabe metiendo tras un descuido en el baúl de la ropa perdida en el cole porque no lo has marcado debidamente todo, todo y todo, es lo mismo. Así que sí, mal que nos pese, hay que marcar la ropa. ¡Y en mi caso es toda una aventura de la que he salido airosa!



Por suerte en mi colegio no hay que marcar el material escolar, los estuches, los lápices, las libretas y todo lo demás, porque es material compartido y colaborativo. Todos compramos lo mismo de la misma marca y luego se mezcla y comparte. ¡Además de ser una gran iniciativa educativa para compartir, eso que me evito! Ya sólo me faltaba marcar gomas de borrar y por dos. ¡Ser madre de gemelos en plena rentré escolar no es fácil, que conste!

Compré a través de la web de Petit Fernand las etiquetas en dos minutos, personalizadas y todo, eligiendo la tipografía, el color de la letra, el color del fondo, los textos... En un pis pas tenía las etiquetas diseñadas y pedidas. Y llegaron en un tiempo récord a través del correo postal y envueltas para regalo. ¡A los niños les encanta arrancar el papel de regalo e incluso recibir las etiquetas termoadhesivas fue todo un acontecimiento!

Lo mejor es que además el pack también tenía todo tipo de etiquetas adhesivas personalizadas, con y sin dirección y teléfono, que francamente son todo un paso de calidad en mi gestión del marcaje de la ropa y las mochilas de los niños. Yo escogí el pack campamento-viaje escolar que incluye por 32€: 

  • Nuestro Pack Campamento / Viaje escolar
  • * 60 etiquetas para la ropa 1 línea
  • * 40 etiquetas autoadhesivas 1 línea
  • * 10 etiquetas autoadhesivas 2 líneas
  • * 20 etiquetas autoadhesivas Mini
  • * 5 etiquetas autoadhesivas Equipaje
  • * 10 etiquetas autoadhesivas Zapatos

También hay otros packs interesantes: el de parvulario y cole por 30€ (que incluye algo menos que el de campamento, y como yo tengo gemelos y todo es doble pues tiro siempre a los packs más completos), pack de guardería y nacimiento por 28€, y el pack descubrimiento por si queréis pobrar si este sistema va bien para vosotros por 22€. Por supuesto, también se pueden coger sólo un conjunto de etiquetas para la ropa termoadhesivas, o sólo etiquetas autoadhesivas mini o de equipaje o de zapatos... Todo depende de lo que a uno le haga falta. Ya os digo que yo voy a lo bruto y a lo más completo y grande, es lo que tiene que todo vaya de dos en dos.


Lo confieso, las prisas y la pereza me han podido otros años. Si bien el primer año llevé a bordar las batas con sus nombres (y me salió por un ojo de la cara, francamente), luego me dediqué a aprovechar las etiquetas de la ropa (¡en mi casa no se quitan!) y los cuellos de las camisetas y demás para escribir con rotulador indeleble los nombres o con un boli Bic de toda la vida. No probéis con bolis de tinta o rotuladores normales, es un desastre, se extiende, se esparce, pierde forma, se borra con la lavadora... Un horror... Y hombre, funcionar, funciona. Pero bonito, bonito... Además, con los lavados se borra y tienes que volver a empezar repasando por encima de lo ya escrito teniendo cuidado que no sea un desastre monumental. Así que las etiquetas adhesivas y termoadhesivas son un avance de durabilidad, diseño y rapidez :) ¡Estoy contenta con el resultado!

Nota final: perdonadme hijos, supongo que sois conscientes que mamá hace lo que puede. Que otros peques van con todo bordado y mano por mamá. ¿Pero y lo bonita que es la letra de vuestra madre estampada en boli Bic? Ah... Preferís las etiquetas monas... Vale, aceptamos moción ;)

3 comentarios:

  1. Jajajjaja, muy bueno.
    Yo no tengo gemelos pero parecido xk voy igual de pillada y madre desastre ( en tiempos y pre visiones,entienden ;) ) que tu.
    Tb soy de la de rotulador en etiquetas que no arrancó y tira millas.
    Pero este año van más contentos con las etiquetas .
    Hoy escribirè post si o si que tampoco me han dejado :(.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que una cosa es la intención y otra la realidad. Como dice mi pediatra: quién hace lo que puede no está obligado a más.

      Eliminar
  2. Te han quedado perfectos, una paliza todo el día pero bueno, ya te lo quitás y para todo el año...jj

    ResponderEliminar

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES