domingo, 20 de septiembre de 2015

Aprovecha el domingo: calendario DIY y ropa para dar

Qué bien sienta cuando te levantas habiendo dormido lo suficiente pero no demasiado y cuando tienes el día por delante para ir improvisando y llenado el domingo. Ha sido un día de juegos, gestión de conflictos, limpieza de armarios, donaciones, pintura, deberes y mucho más.

Esta mañana Pol ha sido el madrugador (como casi siempre) y ha venido a despertarme para preguntar si ya de buena mañana podía jugar a la consola (que es de su primo y en breve se ira de vuelta a su casa, con lo que hay muuuuchos mundos Kirby por descubrir y ganar). Medio dormida le digo, "no, hasta después de desayunar no hay consola, juega tranquilito un rato", y me he vuelto a adormecer hasta que ha vuelto con su orgullo de cinco años para decirme que él solito ya había comido todo si bol de cereales con leche. Cualquiera le dice que no... 


A media mañana ya habíamos seleccionado las fotos de Pirufos para el primer trabajo del cole de P5 y el calendario de este año estaba en marcha. Cada año me lo ha propuesto sin éxito y luego acabo poniéndoles chándal de lunes a viernes a los fos mellizos porque nunca recuerdo cuál de los dos tiene psicomotricidad qué día. Pero este año el objetivo es que se vistan solos y para ello necesitan pautas como saber qué día han de ponerse ropa deportiva. Y lo hemos acabado!!! No es nada más que una cartulina con los días de la semana, los días de cole y de fiesta y los dibujos de cuando tienen cada actividad (con Pitufos porque son la clase de los Pitufos...). Vamos a ver qué tal funciona, de momento el calendario es el orgullo de la casa. Y de paso vamos aprendiendo los días de la semana en catalán, francés y castellano (ahora los identifican por número). 

Después hemos tenido tiempo de pasear por el monte. Hemos visto hormigas gigantes, mariposas color piedra camufladas, huellas de conejo, recogida hojas de pino... Toda una aventura de exploradores. Lástima que Izan se ha pillado un rebote que le ha durado dos horas de reloj y como resultado se ha quedado castigado sin excursión ni consola ni chuches todo el día. Ya se le ha pasado y ha pedido perdón, pero hay que ver cuando les vive la rabieta lo tenaces que pueden ser. No soltaba prenda! Ni para adelante ni para atrás. Y como no quería ni vestirse ni dar su brazo a torcer para explicar el porqué de semejante rebote... Pues nada, enfurruñado en casa se ha quedado :( 

 Y a la vuelta, he podido revisar la ropa de su armario, seleccionar la que aún les va y poner en bolsas la que vamos a dar. Por suerte en nuestras familias la ropa se guarda y recupera, se comparte, y una vez usada se vuelve a dar al siguiente que le haga falta. Con gemelos es un gran ahorro, totalmente recomendable :) 


Mientras, el padre y el abuelo han pintado de blanco el patio!!! Qué lujo... 



Y ahora quieren aún hacer una manualidad con el kit que les tegalé ayer como premio por ayudar tan bien en el día de compras. Aún queda mucha tarde... Creo que vamos a hacer algo de sofaring... Y así pasamos los domingos... Este ha sido muy productivo :) 


2 comentarios:

  1. ¡Qué envidia de armario! Tengo mucho que aprender de ti en cuestiones de orden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... No te dejes engañar, Lucía, eso es porque lo acabo de ordenar ;)

      Eliminar

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES