jueves, 7 de mayo de 2015

Y cumplieron 5

Ayer fue un día emocionante. De cole, trabajo y rutinas. Pero especial. Porque los mellizos se levantaron sin remolonear, abrieron y estrenaron regalos en pijama, fueron a la escuela con pastel y galletas, salieron con corona de cumpleañeros y felices como perdices fuimos a comprar el regalo "de Ibiza". Para colofón, cena en la Tagliatela, que les encanta y el el único restaurante donde se comportan como niños medio suizos que son. Y es que el aniversario es un día para sentirse especial.

Otro día, si eso, ya comentamos el desvarío de las fiestas, las orgiás de regalos y el consumismo (el sábado tenemos la fiesta oficial de cumple, no os digo más). Pero ayer no pensábamos en eso, si no en celebrar la vida y que todos somos especiales y nos merecemos por lo menos un día de protagonismo. Aquí va un mini reportaje: 












2 comentarios:

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES