miércoles, 6 de mayo de 2015

5 años gemeleando

(c) Celia Ramón Wyser - no se permite la difusión sin permiso
De 0 a 5 - (c) Celia Ramón Wyser - no se permite la difusión sin permiso
Queridos hijos: muchas, muchísimas felicidades. Hoy, a esta misma hora, hace   5 años que nacíais. Estaba tendida con los brazos en cruz, atados, mirando el reflejo de la cesárea en la lámpara del quirófano (no sé para qué me pusieron aquella telilla verde que "tapaba" la sangre y vísceras), escuchando la aburrida conversación futbolera de los dos médicos, sola, deseando tener a vuestro padre junto a mí viviendo aquel deseado momento, emocionada, algo fuera de mi cuerpo porque sentía tirones en el abdomen y poco más. Hace cinco años salía Pol de mi abultadísimo vientre de 38 semanas seguido dos minutos después por Izan. Hace cinco años que mediáis algo menos de 50 centímetros y pesabais poco más de 2 kilos cada uno. Cinco años que vuestro padre alucinaba con esa pastosidad infame que es el meconio. Cinco años que dormías juntos, cogidos de la mano para afrontar un nuevo mundo que siempre habéis descubierto a dos. 

(c) Celia Ramón Wyser - no se permite la difusión sin permiso
De 0 a 1 - (c) Celia Ramón Wyser - no se permite la difusión sin permiso
El tiempo ha volado y no me he dado cuenta. Hemos pasado por dos casa y tres traslados desde que decidisteis venir aquí. Hemos viajado varias veces en avión, en tren, en coche y en furgoneta . Habéis tenido DNI con tres meses y harto lo habéis renovado. Hemos vivido grandes cambios como la guardería o el colegio o las primeras vacaciones sin papá y mamá. Hemos descubierto los Reyes Magos, Papá Noel y hasta el Tió,. Los parques de bolas, la playa, la montaña, los ríos, las piedras del camino, la plastelina, la pintura, los cuentos, las recetas de crepes y galletas de mantequilla, Pocoyo, Bob Esponja, las tortugas Ninja, Hulk, Frozen o Rapunzel... Todo ha sido un descubrimiento. Para vosotros, pero sobre todo para nosotros. 



Os quiero dar las gracias, Izan y Pol, porque en 5 años hemos hecho un Master y... Lo que nos queda... Gracias por... 

1. El entusiasmo, el optimismo innato y la vitalidad, la vida es mucho mejor con pilas nuevas. 
2. La sinceridad arrolladora y sin intenciones. 
3. La sonrisa permanente. Incluso a pesar del llanto, la queja o las rabietas... Al final siempre queda una sonrisa. Y con suerte los besos y los abrazos. 
4. La diversión contínua. Y en versión gemelos, que no es que sea doble sino (por lo menos) triple. 
5. Por mostrarnos las pequeñas grandes prioridades de la vida. La gestión del tiempo y el dinero, la conciliacion, los espacios personales y de pareja, todo es una locura frenética. Pero es muy intensa y educativa. 

(c) Celia Ramón Wyser - no se permite la difusión sin permiso
A los 3 - (c) Celia Ramón Wyser


6. Por el amor incondicional, tan enorme. Nunca hubo mejor declaración de amor que un "mami bonita" o un "te quiero mil, mil, mil y mil. Hasta la luna y hasta el sol, ida y vuelta y luego hasta el desierto y la montaña y hasta el techo". 
7. Por ser el mejor espejo: Por recuperar la belleza perdida por la autocrítica y baja autoestima contínua de esta sociedad. Lo sabemos, mamá es la más guapa, preciosa, simpática y además canta bien y cuenta cuentos geniales. Y papá es el más alto, el más fuerte, veloz, listo, guapo y lo sabe arreglar todo además de cocinar muy bien. Sí, papá y mamá son perfectos aunque mamá tenga el culo grande y viejo ("piropo" real) y papá sea un peludo con barrigota que hace pelusilla en su ombligo. 
8. Por enseñarme que tengo mucha más paciencia de la que pensaba... 
9. ... Y mucha menos de la que me haría falta... Cuánto nos queda por aprender!
10. Por enseñarme a negociar, lidiar, mediar, educar, argumentar, rebatir, perdonar (me) y a veces hasta imponer. 

Y gracias por mucho más, pero sobre todo, gracias por enseñarnos a redescubrir el mundo

(c) Celia Ramón Wyser - no se permite la difusión sin permiso
Los mellizos en su quinto cumpleaños, "amor de hermanos" y payasadas varias - (c) Celia Ramón Wyser



6 comentarios:

  1. Me encantan todas las fotos pero la última me parece preciosa.
    Y mamá también les habla en francés con una dulzura que enamora a cualquiera.
    Felicidades Celia por todo eso y más ;) .
    Besiños para lis 4 familia.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Yaiza, se hace lo que se puede, ya tu sabes ;)

    ResponderEliminar
  3. Felicidades! La vida gemeleando mola mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil, mil, y mil. Eso es una verdad como un templo. Gracias por el recordatorio, Rocío :)

      Eliminar
  4. ¡Es que ya están criados! ¡Ay! Que ya mismo veo así a mi bichilla y se me habrá pasado la época de bebé por completo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La época de bebé acaba antes de que te lo esperes y además de pronto te encuentras celebrando cinco años... Es todo tan rápido, agotador, intenso y rutinario, todo junto, que es impresionante cómo pasa el tiempo. Y no es tópico, es que no te enteras. Así que aprovecha. Sé que lo dice todo el mundo y que suena a tópico, pero es verdad, aprovecha. Achúchala si quieres y si se deja, duerme con ella todo lo que quieras, échate siestas con el bebé encima, haz todo lo que tengas ganas de hacer con tu peque, porque cualquier día, pluf, estás en otra etapa. Gracias por la felicitación, Lucía.

      Eliminar

Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES